Luego de 10 años he decidido cancelar mi suscripción a Voice123, el primer banco de voces P2P del cual me hice miembro aún cuando estábamos lejos de vivir el “boom” de los servicios de Locución Profesional para el Mercado Global en línea.

No fue una decisión fácil de tomar, pero dejé correr dos años de análisis de escenarios, calidad del servicio y hasta el valor costo/beneficio obtenido cada vez más decreciente, hasta convencerme que este vínculo debía llegar a un final. Y el momento llegó.

Hacia 2004 era una auténtica revolución trabajar y expandir tu carrera de Locutor en sitios como Voice123. Fui la primera Locutora uruguaya en apostar por este servicio; además, la competencia de profesionales hispanos por esa época era muy, pero muy pequeña. Ello me abrió increíbles horizontes; en un abrir y cerrar de ojos estaba trabajando desde la pequeña Montevideo para clientes de los países más impensados, y por fortuna con algunos de ellos supe construir una relación que hasta hoy día mantengo con enorme satisfacción.

Con el tiempo, la demanda fue creciendo y Voice123 fue “organizando” mejor sus servicios a través de SmartCast. Mediante esta plataforma, los miembros (es decir, los Locutores) pasaron a recibir notificaciones automatizadas mucho más segmentadas, conforme a los datos que el mismo Locutor aporta en su perfil indicando la edad de su voz, los formatos que domina (narraciones, audiolibros, comerciales de Radio/TV, infomerciales, etc.), así como acentos, país donde está establecido, y otras palabras claves, con el fin de ser “descubiertos” con mayor facilidad y “lógica” por su sistema. Asimismo, ofrece la oportunidad a sus Clientes Potenciales (de aquí en adelante, CPs) de invitar directamente a las voces que mejor se adaptan a sus necesidades, sin tener que recurrir a un llamado más general e impersonal. Para resumir, Voice123 fue puliendo cada vez más su sistema con el fin de brindar un servicio de mejor calidad tanto para el Locutor-Miembro, así como para el CP.

No obstante ello, el CP jamás paga un honorario por recurrir a los servicios de Voice123; sólo lo hace el Locutor. Por lo general, el CP define su presupuesto, el tipo de proyecto que pretende desarrollar, y con qué perfil de Locutor desea trabajar. Voice123 no intermedia en las condiciones y plazos de pago. Su único rol es “presentar” a ambas partes, eso es todo.

Como hemos expresado en artículos anteriores, la “democratización” y abaratamiento de la tecnología han permitido que muchos improvisados apuesten a nuestra profesión invirtiendo un pequeño capital y probar suerte, con tal de aumentar sus ingresos económicos y/o aventurarse en algo diferente, que amplíe sus horizontes. Sitios como Voice123 han sido el refugio perfecto para estos nuevos “profesionales”, pero no para quienes nos dedicamos a esta labor hace tiempo, y que tanta energía y dinero hemos invertido durante años .

Y permítanme una aclaración: con esto no quiero decir que deben restringirse las posibilidades para quienes deseen dedicarse a la Locución, todo lo contrario. Pero sí creo que es muy injusto que Voice123 descuide a quienes en forma probada y comprobada son reales profesionales en la materia, que no existan parámetros de segmentación entre los que son realmente expertos y los que no, y que trate por igual a quienes defendemos dignamente la Locución y a los que quieren morder un bocado de este pastel sin formación alguna.

Les enumero a continuación los motivos puntuales por qué no pienso renovar mi suscripción a Voice123.

1. No ofrecen garantía de ningún tipo a los CPs que el Español del Locutor Miembro es 100% Nativo, y/o que su acento es el de su país de origen.

Aquellos CPs que no son hispanoparlantes no tienen noción, en la mayoría de los casos, si el Español de las voces que se presentan a sus audiciones es verdaderamente puro. He indagado de forma pormenorizada cuántos Locutores son realmente nativos, y el porcentaje de quienes no lo son y aducen que SÍ lo son, es enorme. Nadie en Voice123 se hace responsable por ofrecer esa garantía de calidad.

2. Han degradado el valor de nuestra labor artística.

En numerosas ocasiones he visto publicados llamados a castings para trabajos de narración por los que mínimo debían pagar USD 500, y sólo ofrecían USD 200. Expresé consternación en mensajes enviado a la Dirección de Voice123, y su respuesta fue: “Tienes la opción de seleccionar en tu perfil si deseas recibir notificaciones para proyectos de alto y bajo presupuesto. También tienes la libertad de presentarte o no”. La cuestión aquí no pasa por si se selecciona el tipo de trabajo deseo recibir, sino como ELLOS permiten que estas empresas abusen de nuestros servicios y Voice123 no defienda nuestros intereses. ¿A fin de cuentas, no somos nosotros quienes les pagamos religiosamente nuestra membresía año a año?

3. El negocio se les ha ido de las manos.

Hablando con otros colegas en este último año –y les hablo de colegas que llevan muchísimo tiempo trabajando como Locutores-, hemos coincidido que a Voice123 sólo le ha interesado hacer dinero, y que han desaprovechado el enorme desafío de llevar a nuestra profesión a un nivel más elevado, más digno. En lugar de sacarle partido al rol que han significado como referentes para nuestra comunidad profesional y para que nuestra labor sea reconocida con una mejor paga, han abanderado los intereses de los CPs, para que éstos exploten indiscriminadamente a ese creciente grupo de ilusionados Locutores nóveles o a Voces de larga trayectoria, marcando ellos las leyes del mercado. Son una suerte de Poncio Pilato.

4. El sistema de calificación en las audiciones es cruel.

¿Cuáles son realmente los parámetros que utilizan los CPs para calificar tus audiciones? En nuestro caso, que somos Locutores Hispanos, ¿cuánto saben realmente del idioma para darnos 1 o 4 estrellas de valoración? ¿En función de qué aspectos califican? ¿Si les gustó tu voz? ¿La calidad acústica de tu demo no era la óptima? El actual es un sistema muy inapropiado y desmoralizador. Antes tenían una franja de calificación más “humana”, que iba del Not Likely al Very Likely (Nada Probable al Muy Probable) para que te contraten. Ahora es más ambiguo, y se define por “estrellitas”. El golpe bajo que puede representar para un Locutor que siguió al pie de la letra todas las indicaciones, que se tomó el tiempo para grabar no una, sino dos tomas, y que le den una estrella apenas, es un insulto. Para eso, es preferible que no me den ninguna.

5. Es cada vez más creciente el número de CPs que no escuchan tus demos.

Jugar así con el tiempo de los demás, generando expectativas en forma innecesaria, y que encima ni muestren interés en lo que les presentas, es de muy mala educación para con el Locutor. Existen CPs que en realidad ofician de intermediarios, publicando varios proyectos por semana o por mes, y casualmente son los que menos escuchan todos los demos presentados. Frente a esta situación, Voice123 debe generar un sistema de fiscalización a través del cual exija a rajatabla la escucha de todos los demos. De lo contrario, obligar a los CPs a marcar un número máximo de audiciones por proyecto. Si no cumplen con estas condiciones, la empresa no debe permitir que publiquen más proyectos en su sitio. El tiempo, la energía, la dedicación que invierte el Locutor para ser considerado son enormes, y el CP debe ponderarlo a través de una normativa más estricta que sea defendida por Voice123.

6. Más… por menos.

Si bien Voice123 manejaba una tabla de tarifas basadas en promedios y medianas acorde al tipo de proyecto, medio de difusión, minutos/segundos de duración o número de palabras involucradas, hoy por hoy son los CPs quienes ofician de “tasadores” en la mayoría de sus proyectos, y no el Locutor. El abuso indiscriminado que existe en el caso de los Locutores Hispanos es digno de un capítulo aparte. Hace diez años, por un comercial de radio para uso local y de 30 segundos te pagaban USD 125. Hoy por hoy, te ofrecen USD 50, ¡y debes dar las gracias! Por supuesto que Voice123 no tiene la culpa de todo, pero sí entiendo que no ha hecho NADA por impedir esta degradación. Por cierto, la tabla de tarifas que les mencionaba recién desapareció como por arte de magia hace un tiemp de su sección “More Tools”. Me pregunto si no habrá existido un móvil intencional para tomar esta decisión, con el objetivo subliminal de que el Locutor asuma íntegramente la libertad del valor que le asigne a su trabajo, o no reclame al CP de que según Voice123, el mínimo que debe cobrar es x o y. Una libertad, claro está, disfrazada. ¿Saben cómo termina el cuento? A menor postor, más oportunidades.

7. Voice123 promueve el éxodo de Locutores experientes.

Guardo un estrecho vínculo con colegas que son reconocidos y líderes en la industria aquí en EEUU, y en su gran mayoría coinciden con que hace tiempo han decidido no renovar su membresía a Voice123. ¿Los motivos? La mayoría de los que acabo de escribirles. Antes de perder tiempo presentándose a audiciones en las que competirán frente a 30, 50 locutores, cuyas pagas están muy por debajo de lo merecido, no valorándose la calidad invertida en su estudio, ni los años que llevan en el medio, ni el tiempo que conlleva grabar, editar y producir el demo, y que encima los califiquen injustamente o que lisa y llanamente ni escuchen su audio, prefieren concentrarse en vínculos profesionales más redituables, más especializados, y de mejor nivel.

8. A Voice123 le importa poco y nada la calidad de los Locutores que representa.

Hace unos días hice un análisis exhaustivo de las Voces Hispanas Femeninas que están en Voice123. La calidad de los demos en el 70% de los casos no era profesional. Si no eran voces 100% nativas de la lengua hispana, ocurría que las grabaciones no habían sido realizadas en un estudio medianamente profesional. Y si no era eso, la producción y dirección que reflejaban los demos era pobrísima. Que me disculpen esas locutoras, pero seamos honestos: ¿de quién es la culpa: del chancho, o de quien le rasca el lomo? ¿Hasta qué punto Voice123 es o no responsable de que nuestra profesión se haya degradado tanto, permitiendo que bajo su ala y su marca, se nucleen prestadores de servicios que no ofrecen ninguna garantía de calidad ni seriedad?

9. Ha disminuido sensiblemente la oferta de trabajo para Locutores Hispanos.

Y no sólo eso: las ofertas son cada vez menos interesantes, y no provienen de CPs atractivos, sino pequeñas empresas que por lo general se manejan con presupuestos ajustados o poco representativos de lo que un Locutor de la categoría que necesitan, merece. ¿Vale la pena pagar USD 395 al año para recibir una vez cada dos días proyectos que promedialmente no superan los 150 dólares y competir con otras 15 voces, sabiendo que les importa un comino si mi Español es nativo y grabo con un micrófono Neumann, y no uno de 30 dólares? ¡Adivinen la respuesta!

10. Voice123 ha perdido credibilidad como servicio. 

Se ha vuelto cada vez más impersonal, más distante de sus miembros y más celosa de sus intereses económicos. Ha intentado alimentar su vínculo ofreciendo algunas veces webinarios o publicando artículos para enriquecer el “know-how” de sus suscriptores, pero francamente… le queda muchísimo camino por recorrer. La impresión general de quienes hemos utilizado su plataforma por años, es que ofrece cada vez menos a cambio de los USD 395 que cobra por membresía anual. Si mal no recuerdo, al comienzo pagaba USD 295, y lo hacía con gusto. Increíblemente, mientras su servicio fue empeorando considerablemente, se dieron el lujo de subir 100 dólares la suscripción anual. ¡Y encima tienen cada vez más miembros! Es realmente insólito. Para mí, queridos lectores, esto se llama Codicia y Desmesura.

Estas son básicamente las razones por las que no pienso renovar mi suscripción a Voice123. ¿Y qué hay de Voices.com? Dentro de todo, creo que Voices ofrece trabajos de mejor calidad y de un presupuesto más razonable. El perfil de clientes que acude a su website es mejor, y el flujo de oportunidades también es mayor. Están confiriéndole un rol más protagónico a la Locución Hispana, pues por fin entendieron que somos una fuerza muy poderosa en el mercado norteamericano, y que el Español es un idioma con elevadísima demanda que merece una atención más específica y dedicada. Mi flujo de trabajo con Voices.com no ha crecido demasiado, pero mi impresión es que defienden más al Locutor Hispano y están desarrollando estrategias comerciales para afianzarse más en ese sentido.

¿Son ustedes miembros de Voice123? De ser así, ¿por cuánto tiempo vienen contratando sus servicios y qué resultados les ha dado hasta ahora? ¿Qué futuro le ven a los sitios P2P? ¿Qué otros medios están utilizando para difundir vuestro talento y no depender exclusivamente de estos servicios?

En lo que a mí respecta, para este 2015 he decidido expandir mi carrera a un nivel mucho más ambicioso. Hace ya un par de años comprendí que los sitios P2P no debían ser mis recursos indispensables para proyectar y crecer profesionalmente. Particularmente Voice123 me ha desilusionado sobremanera y siento que necesitan un URGENTE replanteo de su abordaje comercial para con sus miembros. Al menos, de parte de los Locutores Profesionales de mayor trayectoria y respeto en el mercado, han perdido su credibilidad y pienso que cuando esos referentes de la industria expresan opiniones, éstas deben ser tomadas muy en cuenta pues revelan cierta autoridad. Ojalá que Voice123 logre reinventarse a sí misma, y se convierta en un sitio donde la prioridad sea, indefectiblemente, la satisfacción de sus miembros, y no la de aquellos CPs que no aportan ni un solo centavo para que ellos sobrevivan. Y que si se dan el lujo de cobrar casi cuatrocientos dólares, deben ofrecer un servicio con la calidad que el suscriptor merece, dignificando su profesión al máximo, y no contribuyendo a su denigración.

¡Les mando un gran abrazo, dondequiera que estén!

2 Comments