Lo peor que puede hacer un locutor es esperar que su trabajo le llegue por arte de magia, simplemente por estar en un banco de voces P2P, presentarse cada tanto a un casting y tener un sitio online.  ¡Error! Que nuestro volumen de trabajo y de ingresos logren incrementarse pasa por una palabra clave: CONSISTENCIA.

¿Qué significa ser consistente en nuestro caso? En seguir una estrategia, un plan de acción; mantener un rumbo y a partir de allí, desplegar nuestras posibilidades reales apoyándonos en metas claras y mensurables.

No es fácil ser consistente. En el mundo de la Locución cada uno lo va adaptando conforme a su propia personalidad, contexto laboral y económico, así como en sus objetivos.  Pero hay algo que es inexorable: para ser consistente, debes conocerte muy bien.

¿DÓNDE INCIDE LA CONSISTENCIA EN TU CARRERA DE LOCUTOR?

  1. En tu branding

  2. En tu performance

  3. En tus audiciones

  4. En tu demo

  5. En tu perfil de clientes

  6. En tu formación/especialización

  7. En tus objetivos a corto, mediano y largo plazo

  8. En tus referentes

  9. En tu reputación (clientes, colegas, etc)

El auto conocimiento involucra un peregrinaje, una aventura personal que no tiene fin.  No obstante, para lograr estabilidad en esta profesión se presentará ese momento en que tendremos que abandonar la improvisación y abocarnos a lo específico, a nuestra individualidad, a nuestra UNICIDAD.  

Por eso, cuando tengas muy claro hacia dónde quieres llegar, debes ser consistente en lo que muestras gráficamente, en cómo lo comunicas, cómo lo vendes, qué grabas, cómo lo grabas y a quién. En otras palabras, cómo generas CREDIBILIDAD.

Tiene que haber correspondencia entre lo que muestras en tu sitio con lo que eres capaz de ofrecer delante del cliente en el estudio.  Lo mismo entre tu slogan y tu demo.  Y así también con la calidad de tu estudio y cómo editas el trabajo final.

¿Alguien puede dudar hoy que el mercado nos exige ser verdaderos empresarios de nuestra voz? Recuerda, no todo empresario es un comunicador o especialista en marketing. Tendrás una excelente materia prima –tu voz; pero para alcanzar tal coherencia quizá sea necesario que recurras a profesionales que puedan ayudarte a construir ese ideal en acción. 

He aquí algunos ejemplos:

  • Especialistas en Branding

  • Productores de Demos con probada trayectoria

  • Diseñadores de sitios que entienden tu negocio

  • Administradores en redes sociales

Y si no tienes el presupuesto, ¡al menos entrénate!  Hay decenas de excelentes blogs, vlogs y artículos, además docentes, conferencias y webinarios a los que puedes acudir.  Eres artífice de tu propio negocio y debes retroalimentarlo constantemente para que se adapte a nuestro vertiginosa industria, con todo lo que ello conlleva. La clave es ser constante y consecuente.

Apostando a la Consistencia, tu servicio como Locutor generará:

  • Mayores oportunidades laborales

  • Una probada y excelente reputación

  • Crecimiento y sostenibilidad económica

  • Autoestima 

  • Progreso

No me cansaré de decirlo: la integridad, es todo en esta vida.  Refleja solidez en tu infraestructura técnica, artística, comunicacional, social y personal... y te aseguro que comenzarás a escribir una nueva página en tu carrera. ¡Y después me cuentas!

Comment