Ya pasaron seis años desde que la emblemática compañía fotográfica Kodak desapareció. Para quienes vivimos la transición entre el mundo análogo y el digital, bien recordamos la ilusión que significaba no sólo sacar fotos con rollo, sino pasarlas a buscar días u horas después y ver el resultado impreso como la eterna materialización de “ese” instante único e irrepetible.  

 Kodak, una marca que nos acompañó toda la vida y que no soportó la adaptación al cambio.

Kodak, una marca que nos acompañó toda la vida y que no soportó la adaptación al cambio.

Pero, ¿por qué desapareció Kodak de la faz de la Tierra?  Porque ante el nuevo rumbo que estaba tomando la industria fotográfica hacia lo 100% digital, Kodak seguía insistiendo en un modelo que no acompañaba los cambios del mercado.  El 90% de sus ingresos provenían de su venta de rollos, y no de sus máquinas fotográficas. Pero cuando se decidió a reaccionar, ya era demasiado tarde: otras marcas lo habían hecho con anticipación y copado las tiendas.  Ahora Kodak no sólo no vendía cámaras, sino que tampoco tenía a quién venderle los rollos... y quedó en la ruina.

Cabe entonces preguntarte: tú como Locutor, ¿te pareces más a Kodak o a Canon?  Esta última, al igual que otras reconocidas marcas de su competencia, SE ADAPTÓ: invirtió en ingenieros de avanzada, creó complejas tecnologías; desarolló nuevas líneas de accesorios y, con mucho esfuerzo, dio el gran salto.  Hizo las cosas bien.

Así como ocurre con otras profesiones, es fundamental que como Locutor alimentes tu curiosidad todos los días y sepas qué está pasando en tu mundo. La voz humana y la tecnología van mimetizándose cada vez más. Años atrás nuestra labor se reducía a unos pocos medios: Radio, TV Abierta y Cable.  Ahora, tenemos YouTube, Sistemas de Telesalud, Smartphones año tras año más sofisticados, Audiolibros, Apps, GPS, Cursos de eLearning con realidad virtual, Videojuegos con realidad aumentada, Alexa, Siri...   La máquina se está volviendo más humana, más real, más viva. 

Acéptalo: hace rato que el universo del voice over no se limita a la Locución Publicitaria.  El éxito de un locutor va más allá del sueño de escucharse en un comercial por la tele o por la radio.  Y todas las plataformas antes enumeradas exigen una urgente actualización de nuestra labor, para que sepan cumplir con las exigencias que esos formatos requieren. 

La Locución Narrativa en particular, ofrece un mundo de posibilidades para que puedas expandirte en las plataformas tecnológicas del presente y del futuro. Hablándole a pacientes con diferentes condiciones; acompañando una sesión de meditación; narrando un audiolibro técnico; formando nuevos universitarios a distancia, entrenando a corporaciones billonarias.

Es tiempo de salir al mundo y entender que somos parte de un cosmos maravilloso de oportunidades.  Por eso, deja de resistirte a los cambios... y ADÁPTATE a lo nuevo. Aprende.  Experimenta. Cambia.  Comparte.  Este es nuestro mejor momento para que nuestro arte sobrepase los límites imaginados. Sé como Canon... y si haces bien las cosas, terminarás siendo una Hasselblad. 

Comment