Viewing entries in
TIPS

EL PODER DE LA CONSISTENCIA

Comment

EL PODER DE LA CONSISTENCIA

Lo peor que puede hacer un locutor es esperar que su trabajo le llegue por arte de magia, simplemente por estar en un banco de voces P2P, presentarse cada tanto a un casting y tener un sitio online.  ¡Error! Que nuestro volumen de trabajo y de ingresos logren incrementarse pasa por una palabra clave: CONSISTENCIA.

¿Qué significa ser consistente en nuestro caso? En seguir una estrategia, un plan de acción; mantener un rumbo y a partir de allí, desplegar nuestras posibilidades reales apoyándonos en metas claras y mensurables.

No es fácil ser consistente. En el mundo de la Locución cada uno lo va adaptando conforme a su propia personalidad, contexto laboral y económico, así como en sus objetivos.  Pero hay algo que es inexorable: para ser consistente, debes conocerte muy bien.

¿DÓNDE INCIDE LA CONSISTENCIA EN TU CARRERA DE LOCUTOR?

  1. En tu branding

  2. En tu performance

  3. En tus audiciones

  4. En tu demo

  5. En tu perfil de clientes

  6. En tu formación/especialización

  7. En tus objetivos a corto, mediano y largo plazo

  8. En tus referentes

  9. En tu reputación (clientes, colegas, etc)

El auto conocimiento involucra un peregrinaje, una aventura personal que no tiene fin.  No obstante, para lograr estabilidad en esta profesión se presentará ese momento en que tendremos que abandonar la improvisación y abocarnos a lo específico, a nuestra individualidad, a nuestra UNICIDAD.  

Por eso, cuando tengas muy claro hacia dónde quieres llegar, debes ser consistente en lo que muestras gráficamente, en cómo lo comunicas, cómo lo vendes, qué grabas, cómo lo grabas y a quién. En otras palabras, cómo generas CREDIBILIDAD.

Tiene que haber correspondencia entre lo que muestras en tu sitio con lo que eres capaz de ofrecer delante del cliente en el estudio.  Lo mismo entre tu slogan y tu demo.  Y así también con la calidad de tu estudio y cómo editas el trabajo final.

¿Alguien puede dudar hoy que el mercado nos exige ser verdaderos empresarios de nuestra voz? Recuerda, no todo empresario es un comunicador o especialista en marketing. Tendrás una excelente materia prima –tu voz; pero para alcanzar tal coherencia quizá sea necesario que recurras a profesionales que puedan ayudarte a construir ese ideal en acción. 

He aquí algunos ejemplos:

  • Especialistas en Branding

  • Productores de Demos con probada trayectoria

  • Diseñadores de sitios que entienden tu negocio

  • Administradores en redes sociales

Y si no tienes el presupuesto, ¡al menos entrénate!  Hay decenas de excelentes blogs, vlogs y artículos, además docentes, conferencias y webinarios a los que puedes acudir.  Eres artífice de tu propio negocio y debes retroalimentarlo constantemente para que se adapte a nuestro vertiginosa industria, con todo lo que ello conlleva. La clave es ser constante y consecuente.

Apostando a la Consistencia, tu servicio como Locutor generará:

  • Mayores oportunidades laborales

  • Una probada y excelente reputación

  • Crecimiento y sostenibilidad económica

  • Autoestima 

  • Progreso

No me cansaré de decirlo: la integridad, es todo en esta vida.  Refleja solidez en tu infraestructura técnica, artística, comunicacional, social y personal... y te aseguro que comenzarás a escribir una nueva página en tu carrera. ¡Y después me cuentas!

Comment

6 TIPS PARA SER UN NARRADOR CREÍBLE

Comment

6 TIPS PARA SER UN NARRADOR CREÍBLE

Vayas a narrar un curso de eLearning, una publicidad, un video corporativo, un podcast, un documental, el tramo de una película, lo que sea... debes ser creíble. Pero, ¿cómo se define la credibilidad de un narrador?  ¿Cuáles son los aspectos que, valiéndose sóla y únicamente de su voz, le confieren un espíritu de confianza por parte de sus escuchas?

Veamos los diferentes ángulos de esta cuestión:

1.    La comprensión del tema que se narrará 

understanding.jpg

 Es fundamental que entiendas realmente la temática a tratar.  El objetivo no es que seas un Master, pero sí que conozcas a nivel general de qué se trata el producto, servicio, problemática o situación sobre la cual narrarás.  Ser un Locutor especializado en Narración te volverá una persona muy culta; narrarás sobre las cosas más inimaginables.  Debes ser curioso e investigar sobre la materia que narrarás en tu proyecto.  Hoy no existen las excusas: tienes internet y toda la información más impresionante a tan sólo un clic.

2.    Informarnos sobre la empresa que nos contrata

Tu curiosidad no debe reducirse únicamente al tema, sino extenderse a la compañía que selecciona tus servicios.  ¿Qué tipo de productos y servicios ofrece?  ¿Cómo es su comunicación organizacional? ¿Cuál es su slogan?  ¿Cuál es su historia?  ¿Sobre qué principios éticos subyacen sus aportes a la sociedad? ¿Tienen un canal de YouTube?  Esto último es algo que hago con frecuencia; visitar su canal de YouTube para ver cómo han sido sus trabajos previos y, de coincidir con algunos de lineamientos que me hayan brindado con el guión, tratar de reflejar ese espíritu también en mi grabación.

3.    Comprender el rol que asumiré como narrador 

¿Seré un narrador testigo, protagonista u omnisciente? ¿Reflejaré un rango etario en especial?  ¿Una nacionalidad? ¿Transmitiré un temperamento en particular?  Por lo general, en las narraciones de eLearning la construcción del perfil del narrador no es tan complicada como en el caso de los audiolibros, para citar un caso.  No obstante, pueden presentarse ciertos desafíos – por ejemplo, cuando nos toca grabar cursos para adolescentes o para adultos mayores.  ¿Cómo se supone que debo hablarle hoy a un adolescente? ¿Seré la madre, la profesora o la mentora?  Y en el caso de los adultos mayores, ¿tendré que asumir el papel de la enfermera, la hija o la amiga de toda la vida?  Todos estos personajes también imponen una forma de comunicar.  Si le hablamos a un abuelo, tendremos que hacerlo a una velocidad más lenta que a un adolescente; también con una disposición completamente distinta.  

4.    Analizar nuestro público objetivo

TARGET.png

Este punto se desprende automáticamente del anterior.  Es fundamental comprender con claridad ese público que nos escuchará y también aceptar que es un error homogeneizar sus personalidades, expectativas, antecedentes o contextos.  Por ello es siempre constructivo preguntarle a nuestro cliente quiénes serán los receptores de todo este proyecto y qué esperan ellos de sus destinatarios a la hora de terminar de escucharnos.  Cómo, cuándo y dónde aplicarán esos conocimientos, bajo qué circunstancias. Digamos que tienes que grabar mensajes de telesalud domiciliaria a veteranos de guerra.  Tras servirle al país por 20, 30 años de su vida, caen en una profunda depresión y ese programa de atención médica busca monitorearlos para impedir que atenten contra su vida.  Asimismo, ese sistema de telesalud brinda una compleja infraestructura médica que brinda soluciones para que ese servidor de la patria pueda apostar a una mejor calidad de vida, tanto física, mental y emocional.  ¿Cómo crees que le hablarás a ese veterano, siendo tú la voz que sale de esa máquina?  Claro está que no lo harás con frialdad, pero tampoco deberás transmitir lástima.  Y ten presente también que no todos los veteranos de guerra son adultos mayores. Las aplicaciones de la Locución Narrativa es infinitamente fascinante hoy en día desde un punto de vista tecnológico, y si hay algo que por mayores avances que se hagan en ese sentido no puede sustituirse el approach emocional que logre el Locutor.  Y eso se logra cuando tú, precisamente, en carácter de comunicador tienes claro cómo dirigirte a ese público que te escuchará.

5.    Evaluación de los contextos situacionales

Al momento de grabar, ten en cuenta que tu público no te escuchará en iguales condiciones, lugares, estados anímicos, etc. Sobre todo ahora, que vivimos tiempos en los que aprendemos on the go (sobre la marcha) utilizando el celular, o llevándonos la laptop a una cafetería.  Olvídate que los cursos que narras, por ejemplo, serán siempre vistos sentados en el escritorio o en el sofá del living. Y algo más – tu público no siempre te escucharán en absoluto silencio.  Puede ser que estén rodeados de otras personas en una biblioteca, en un metro, etc., pero ahí se te plantea el gran desafío de lograr con tu talento que todo lo que suceda a su alrededor, que toda esa invasión constante de estímulos que lo rodean se diluyan en el éter y que tu voz, y únicamente tu voz, sea el único foco de atención de su cerebro. Este aspecto indudablemente nos lleva al sexto y último punto –quizás el más desafiante de todos cuando se trata de convertirte en un Narrador creíble.

6.    Dominar el relato con los rasgos sonoros 

sound.png

A tu público no le interesa escuchar cómo con tu voz lees, sino cómo interpretas el guión que tienes enfrente.  Son tiempos muy particulares éstos que vivimos, en los que cautivar al otro es cada vez más difícil.  Tienes miles de palabras transcriptas en tu pantalla o en un papel: es hora de cautivar a tu público. Y eso sólo ocurre cuando te adueñas de la historia; cuando descubres el nudo, el conflicto, y transmites esa tensiónnecesaria para que tu público no quiera abandonarte hasta que termines de revelarlo todo. Te adueñarás de su aire, de su mente, de su capacidad asociativa con tu excelente pronunciación, inmejorable vocalización, dominio de las entonaciones, de variaciones en el ritmo, de las pausas bien colocadas.  ¿Alguna vez te pusiste a pensar cómo la Locución está íntimamente ligada con la Música?  No es de sorprenderse que hayan tantos Locutores que son cantantes.  ¿Qué hace bueno a un cantante? Cómo sientelo que interpreta.  Contigo, querido colega Locutor, pasa lo mismo.  Si no entiendes de lo que narras, si no te anticipas a lo que comunicarás con técnica, si no entiendes qué expresas, por qué y para qué, entonces ese guión, por más bueno que sea, será un fracaso.

¿Te gustaría saber más cómo convertirte en un Locutor especializado en Narrador? Contáctame aquí.

Comment

Comment

6 ERRORES EVITABLES ANTES DE GRABAR UNA NARRACIÓN

Cuando llega un proyecto de narración a nuestras manos y la cotización ya fue aprobada, pasamos por un sinfín de sensaciones: la alegría de grabarlo, la ansiedad de sacárnoslo de encima, el deseo por cobrarlo... ¡o todo junto!

Sin embargo, en estos casos lo peor que podemos hacer es desviar nuestra energía hacia el lado equivocado.  Por el contrario, lo más importante que debemos hacer una vez nos confirman el trabajo es concentrarnos en ése guión que tenemos delante, para que el resultado final sea el óptimo –para el cliente, para el receptor/usuario y, por supuesto, para nosotros mismos.

He cometido un sinnúmero de errores a lo largo de mi carrera al momento de grabar una Narración.  Asimismo, conforme a lo que me han confesado varios alumnos en estos últimos años se han agregado otros tantos, los cuales me gustaría resumirte a continuación para evitarte, de aquí en más, dolores de cabeza innecesarios.

1.     No leer el guión con antelación

Nuestros oyentes necesitan tener la absoluta confianza en que los conceptos que emites, son 100% veraces y confiables.  Si locutas sin tener idea de lo que estás hablando, va a notarse.  ¿Cómo se traduce? En el timbre de tu voz, en cómo construyes los grupos fónicos, en la creatividad que aplicas en tus entonaciones. Así que antes de abrir tu sesión y ponerte a grabar, infórmateacerca del tema para que puedas hablar con propiedad.  No debes ser un científico ni un masteren la materia; pero debes tener una idea general del tema.  Y si no tienes idea, investiga.

2.     No revisar la calidad de la traducción

Lamentablemente, abundan los clientes que le confían la traducción a empleados inexpertos o a traductores poco serios.  O, lo que es peor, suministran el documento final basándose en traducciones automatizadas que se pueden hacer online.  Craso error. ¿Qué hacer cuando advertimos estos horrores?Informárselo al cliente.  Por supuesto que no le gustará escuchar esa noticia, pero a fin de cuentas eso le evitará un dolor de cabeza.  Es importante que lo hagas con mucha altura y, en caso que seas también traductor o puedas derivarle el trabajo a un profesional de tu confianza, puedes ofrecerle esa alternativa.  Hablará muy bien de ti, te puede generar dinero extra, y por ese gesto es muy posible que vuelva a contratarte.  Si te pide que lo grabes tal como está, queda en tus manos decidir si te importa más el dinero que cobrarás por una sola vez, o si vale más tu reputación como locutor.  Para mí, mi nombre lo es todo.  Vale más que 100, 500 o 10.000 dólares. 

3.     No imprimir el guión

Si el documento no es muy largo, te recomiendo que lo imprimas y que incluso modifiques el entre lineado con un espacio de 1.5 para que puedas marcarte en forma clara y limpia las pausas, los tonemas, los acentos o palabras claves, etc. Este consejo va más que nada dirigido a aquellos locutores que no se especializan en el formato narrativo y necesiten anotar sus auto guías para maximizar los recursos que potenciarán su performancefrente al micrófono.  Para las pausas puedes usar el azul; para los tonemas, el rojo; para las palabras clave, el amarillo.

4.     No tener idea del público objetivo

Esta es una de las tantas preguntas obvias que debemos plantearle al cliente.  No obstante, las pistas podemos obtenerlas del producto propiamente dicho, o por el estilo con que el guión ha sido redactado.  No hace mucho, una alumna de Colombia me confió que se puso a grabar un scripta las apuradas con un tono muy amigable, destellando juventud y optimismo, pero cuando llegó al final se percató que el espíritu era justamente el contrario.  La productora le envió el documento sin darle indicaciones; ella, además, no lo leyó íntegramente y se dejó llevar por la intención aparente que advirtió leyéndolo superficialmente.  Pues bien, cuando llegó al último párrafo se dio cuenta que la intención era completamente la contraria a la utilizada durante toda su sesión.  Tuvo que grabar todo de nuevo.  Claro está, hizo lo correcto... y a partir de esa experiencia aprendió la lección.

5.     No consultar la fonética de las palabras extranjeras

El cliente puede suponer que como locutores tenemos que saber cómo se pronuncian las palabras en otros idiomas.  Pues no, no tenemos por qué.  ¡Imagínate pronunciando mal el nombre de la empresa del cliente una y otra vez a lo largo de un video!  Eso sería el colmo.  O nombres de ciudades, de productos, de lo que sea... Aparezcan una o cien veces en el guión, siempre ve a la fuente del conocimiento.  Eso es, pídele al cliente que te grabe el audio de la pronunciación correcta.  De lo contrario, en casos de pronunciación en inglés puedes fijarte en el Diccionario Merriam-Webster, que es una herramienta fantástica.  También, puedes checar en YouTube comerciales o archivos de video que contengan ese nombre o palabra.  En mi caso, esa técnica me ha sido de inmensa ayuda evitándome perder tiempo re grabando, o hacer el ridículo frente a mi cliente.

6.     No leer las instrucciones del cliente

Éstas pueden figurar en el cuerpo de su email o en el documento propiamente dicho.  Allí seguramente aparezcan indicaciones sobre la entonación, el ritmo, terminología, formato de los audios, qué columnas deben grabarse, cómo enviar los archivos, a quién, etc.  No deduzcas, lee.  Y si no entiendes algo, pregunta.  Si no sabes, consulta.  Poco importa si piensan que eres un pesado; “más vale prevenir, que curar”.  

Y aquí te paso unos mini extras:

-      No grabes usando bijou

-      No te pongas ropa ruidosa que sea, por ejemplo, de nylon

-      Evita consumir productos lácteos antes de tu sesión

-      Ten siempre a mano agua ni muy fría, ni muy caliente.  Y varias botellas si tienes una larga sesión.

 

 

 

 

Comment