Queríamos "ayudar a los Latinos a celebrar el inmenso orgullo que rodea su cultura, sus raíces y más que nada sus apellidos", explica Coca-Cola en su canal de YouTube,"así que hicimos algo único que ayudara a las personas a compartir y mostrar sus raíces de una forma muy especial". 

La campaña publicitaria, que gira en torno al hashtag #OrgullosoDeSer (al que añadir el apellido de cada uno), podría haberse quedado en un recurso comercial más: consumidores que presumen de nombre y origen familiar en internet, al tiempo que publicitan una marca.

Pero en las redes sociales muchos usuarios -y también algunos medios de comunicación- han interpretado la iniciativa como un mensaje velado contra el discurso contra los inmigrantes del magnate estadounidense devenido en político, Donald Trump. 

Coca-Cola también fue en su día objeto de críticas por parte del político y empresario estadounidense. En 2012 Trump aseguró en Twitter no haber visto nunca a una persona delgada bebiendo Coca-Cola Light. El tuit no pasó desapercibido y días después añadía: "la empresa Coca-Cola no está contenta conmigo. Está bien. Seguiré bebiendo esa basura".

Fuente: ADN Radio - Chile

Comment