El Sindicato de Trabajadores de la Locución de Argentina respondió con un comunicado a una nota publicada en el diario Perfil, donde se acusa a LOCUTAR de formar "locutores militantes" brindando matrículas irrisorias. 

 

A raíz del artículo publicado anteayer por Perfil, el reconocido periodista Nelson Castro repudió el plan “Locutores Para Todos” en su programa de Radio Continental, donde repasó la investigación de este medio e incluso reprodujo los documentos audiovisuales en los que integrantes de AFSCA y el flamante sindicato oficialista, LocutAr, le piden a los aspirantes "abrazar el proyecto" K y afiliarse a su organización. 

Martín Sabatella

Martín Sabatella

Se trata de una iniciativa de la gestión de Martín Sabbatella, Presidente del Directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), que extiende matrículas de Locutor local a lo largo y ancho de la Argentina después de un curso exprés, donde se hace promoción política y sindical.

Según indica el artículo de Perfil, el proyecto está amparado en una resolución complementaria a la vieja ley de radiodifusión donde se autoriza la extensión de certificados de Locutores locales a quienes hayan ejercido de forma profesional, tengan el secundario completo y se encuentren imposibilitados de cursar sus estudios en el ISER por razones geográficas. "El problema es que se hizo de la excepción una regla, ahora reparten matrículas a mansalva", advirtieron a ese medio desde la Sociedad Argentina de Locutores (SAL).

A raíz de esa nota, el Sindicato de Trabajadores de la Locución de Argentina respondió con un comunicado, donde expresan que su organización ha nacido para luchar por los derechos laborales de los locutores y las locutoras, como consecuencia de años de abandono y desprotección por parte de la Sociedad Argentina de Locutores.

Es lamentable que los intereses políticos se infiltren también en el ejercicio de nuestra profesión.  Sin embargo, es una realidad que enfrentan, muy a nuestro pesar, varios países latinoamericanos.  La vara con que se mide el nivel profesional de un Locutor, de priorizar su bandera ideológica o partidaria, lo vuelve cómplice de la mediocridad.  Y así se fomenta a que el público se rinda ante una exigencia cada vez más vaga y aun peligroso conformismo que destruye a su Cultura.

Para leer la respuesta del Sindicato de Trabajadores de la Locución Argentina, pueden visitar este enlace.

1 Comment